¿Tus PLC van mal? Esto debes comprobar para saber qué ocurre

¿Tus PLC van mal? Esto debes comprobar para saber qué ocurre

Javier Jiménez

Los dispositivos PLC podemos decir que son muy útiles para mejorar la conexión en un hogar. Permiten llevar la cobertura de un lugar a otro de la vivienda a través del cableado eléctrico. Son una alternativa a usar otros aparatos como puede ser un repetidor Wi-Fi. Sin embargo a veces hay problemas y no funcionan correctamente. Por ello vamos a mostrar en este artículo algunos puntos importantes para comprobar en caso de que los PLC no funcionen bien y no tengas buena conexión.

Qué comprobar en los PLC

Hay algunos factores que pueden influir en gran medida en el funcionamiento de los dispositivos PLC. Esto es importante tenerlo en cuenta, ya que de lo contrario podrías ver que no puedes conectarte correctamente o que la velocidad que te llega es muy lenta y no puedes navegar con normalidad.

Qué tienes cerca

Si ves que tus PLC no funcionan bien, lo primero que debes mirar es qué tienes cerca. ¿Has conectado algún dispositivo al lado? Por ejemplo, algunos modelos traen un enchufe integrado y ahí puedes conectar otros aparatos para no desaprovechar un conector de corriente. Esto, aunque parezca útil, puede generar problemas.

También es un error si has puesto cerca algún ordenador, televisión o cualquier aparato electrónico que pueda interferir. Lo ideal es que los PLC estén lo más separados posible de otros dispositivos que puedan afectar a la señal.

Dónde los has conectado

Otro punto muy importante es observar dónde has conectado los PLC. Por ejemplo, un error habitual es conectarlos a una regleta. Eso puede hacer que no funcionen bien, ya que ahí van a perder potencia y puede provocar cortes o que la velocidad sea más lenta. Esto mismo puede ocurrir si los conectas a la pared, pero en una zona donde hay varios enchufes cerca.

Lo ideal para evitar problemas es conectar los dispositivos PLC separados lo máximo posible de otros aparatos y eso también significa que hay que evitar conectarlos a una regleta. Aunque esto pueda parecer útil cuando tienes escasez de enchufes, lo cierto es que va a afectar a la calidad de la conexión.

Cantidad de dispositivos PLC

Uso de cable o Wi-Fi

Muchos modelos de dispositivos PLC permiten que nos conectemos tanto por cable de red como también de forma inalámbrica. Podemos conectar así ordenadores o televisiones, por ejemplo. Sin embargo hay que tener en cuenta que estemos conectándolos correctamente y aprovechar al máximo los recursos.

¿Qué tipo de cable Ethernet estás usando? Es importante que sea compatible con Gigabit Ethernet, ya que de lo contrario estarías limitado a 100 Mbps. Debes usar uno que sea al menos CAT 5e. Eso sí, lógicamente los PLC tienen que ser también compatibles con esta tecnología para poder ofrecer más velocidad.

Respecto al Wi-Fi, muchos modelos son doble banda. Eso significa que puedes conectarte tanto a los 2,4 GHz como a los 5 GHz. Elegir bien cuál usar en cada caso es fundamental. En líneas generales podemos decir que la primera opción es mejor para conectarnos desde una distancia mayor, ya que es más estable y menos sensible a obstáculos, aunque la velocidad es menor. En cambio, los 5 GHz son los que mayor velocidad ofrece, pero va a ser más sensible a la distancia.

Posible saturación

¿Puede que tus PLC estén saturados? Esa es otra cosa que debes mirar si notas que no funcionan correctamente. Esto va a depender del modelo, ya que no todos admiten la misma cantidad de aparatos conectados al mismo tiempo. A veces en cuanto conectas unos cuantos ya empieza a ir peor.

Por tanto, comprueba si tienes demasiados dispositivos conectados y eso está afectando a la calidad. Por ejemplo si tienes móviles, ordenadores, televisiones… Todo esto va a influir y podría ralentizar la conexión e incluso provocar cortes.

En definitiva, como ves hay determinados factores que debes mirar si ves que los PLC no funcionan bien. De esta forma podrás tomar medidas para conseguir que la cobertura sea mejor, que no aparezcan cortes ni problemas para navegar.

¡Sé el primero en comentar!