Evita bloqueos y mejora la privacidad con este sencillo proxy

Navegar por Internet y mantener la privacidad es uno de los puntos más importantes para muchos usuarios. Podemos hacer uso de diferentes herramientas, como puede ser una VPN y cifrar así la conexión. Sin embargo, en este artículo vamos a hablar de Kproxy. Es un sencillo proxy que permite evitar bloqueos al navegar por Internet y mantener protegidos los datos personales cuando abras una web.

Kproxy, una manera de mejorar la privacidad

Podemos decir que un proxy es un servidor que actúa como intermediario entre tu equipo y la página de destino. En vez de enviar una solicitud de acceso, por ejemplo al entrar a RedesZone.net, directamente al servidor de la web, eso pasa previamente por el proxy y posteriormente lo redirige. Esto es lo que permite ocultar la dirección IP y poder saltarse también posibles bloqueos geográficos.

Hay muchas opciones disponibles en Internet, tanto gratuitas como de pago. Una de ellas es Kproxy, que funciona bastante bien. Se trata de una página web donde te encontrarás con una barra de direcciones nada más entrar. Allí tendrás que poner la URL a la que quieres acceder a través del proxy y le das a Surf!.

Kproxy para mejorar la privacidad

A la derecha verás también un botón para cambiar de servidor. Si pinchas allí te aparecerá una lista con diferentes opciones. En caso de que funcione lento y vaya mal, puedes cambiar a otro servidor y ver si de esta forma la navegación va mejor. A veces uno puede ir mal o estar saturado y es mejor cambiar a otro.

Hemos probado Kproxy y funciona bastante bien. Lógicamente pierde velocidad, como ocurre siempre que uses una VPN o proxy, pero ofrece buenos resultados. Vas a poder entrar en un sitio web que pueda estar bloqueado o para el que no quieras mostrar cuál es tu dirección iP real.

Extensión para el navegador

Hemos visto cómo funciona Kproxy a través de su página web para poder entrar en sitios web. Pero más allá de esa opción, también vas a encontrar la posibilidad de instalar una extensión. Este complemento está disponible para navegadores como Google Chrome, Mozilla Firefox o Edge, que son los principales hoy en día.

Simplemente tienes que ir a la sección de Extensiones, que aparece debajo, y allí ya seleccionar para qué navegador quieres usarla. Tendrás que darle al botón correspondiente y te llevará a la tienda oficial para poder bajar el complemento e instalarlo. Es importante que esto siempre lo hagas desde fuentes oficiales y evites instalarlas desde sitios que no son fiables.

Esta extensión de Kproxy va a permitir que navegues siempre a través del proxy. Podrás navegar de forma anónima, ocultar la IP y saltarte así posibles bloqueos geográficos que pueda haber. Eso sí, una vez más hay que tener en cuenta que la velocidad de Internet se verá limitada. Es algo que puedes tener en cuenta en ocasiones puntuales, pero no conviene para una navegación general, ya que podrías tener problemas para subir contenido a la nube o ver vídeos en Streaming en máxima calidad.

En definitiva, como has podido ver Kproxy es una opción interesante para navegar por la red de forma anónima. Existen diferencias entre un proxy y VPN, por lo que debes elegir muy bien qué te conviene más en cada caso.

¡Sé el primero en comentar!