Por qué memorizar tus contraseñas es un error y qué debes hacer

Sin duda las contraseñas son la principal barrera de seguridad para evitar la entrada de intrusos en nuestras cuentas. Es lo que utilizamos en redes sociales, correo electrónico, para cifrar dispositivos… Ahora bien, ¿utilizamos buenas claves? En este artículo vamos a hablar de por qué memorizar las contraseñas es un error y vamos a dar algunos consejos sobre qué debes hacer para aumentar la seguridad al máximo.

Si recuerdas tus contraseñas es que no son buenas

Recordar tus claves de Facebook, Gmail o cualquier cuenta online no es buena idea. ¿Por qué decimos eso? Lo ideal en una contraseña es que sea totalmente aleatoria, que cuente con letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos como “$”, “&”, “-“, etc. Todo ello siempre mezclado y nunca debes usar palabras ni dígitos que tengan relación contigo. Por tanto, recordar una clave de ese tipo es complicado.

Además, si utilizas una contraseña para cada caso, que es lo aconsejable, va a ser aún más difícil que recuerdes todas ellas. Piensa en una buena contraseña que tenga 12 caracteres al menos y del tipo: 3j)s%-Yn89a/”h. Difícil de recordar, ¿verdad? Más aún si vas a tener que crear decenas de claves similares para todo lo que usas en tu día a día en Internet.

El problema es que la mayoría de usuarios no utiliza este tipo de claves. Lo que hacen básicamente es usar una contraseña que puedan memorizar fácilmente. Por ejemplo utilizar su nombre, fecha de nacimiento, DNI… Cosas que, en definitiva, van a recordar con facilidad. Pero claro, eso también hace que un posible intruso pueda tener más facilidad para entrar en las cuentas.

Incluso podemos decir que claves tan simples como “123456”, “11111” y similares siguen siendo las más utilizadas. Eso sí, cada vez es más difícil usarlas, ya que muchos servicios online exigen poner una contraseña que tenga una mezcla de letras, números y a veces también símbolos.

Usar gestores de clave, lo ideal por seguridad

Entonces, ¿cómo puedes utilizar contraseñas complejas, que sean difíciles de memorizar, sin tener que recordarlas? Ahí es donde entran en juego los administradores de contraseñas. Hemos explicado que si memorizas tu clave de acceso es porque no es buena. Debe ser totalmente aleatoria y única y, además, cambiarla de vez en cuando.

Un gestor de claves lo que hace es administrar todas esas contraseñas que vas creando. Incluso los hay que tienen la función de generarlas siguiendo unas pautas y lograr así la mayor protección posible. Esto permitirá que tengas ahí a buen recaudo todas tus claves y las puedas usar en diferentes dispositivos.

Hay gestores de contraseñas que funcionan online y otros offline. Esto significa que vas a poder sincronizar las claves entre dispositivos en Internet y siempre las vas a tener disponibles o, por el contrario, únicamente almacenarlas a nivel local en tu ordenador o móvil. Incluso hay opciones para extensiones del navegador, como Google Chrome o Mozilla Firefox.

¿Qué gestores de contraseñas usar? Lo cierto es que hay un abanico de posibilidades muy amplio. Algunas alternativas que funcionan muy bien son 1Password, LastPass o Dashlane. No obstante, es cuestión de que elijas uno que se adapte a lo que buscas para poder gestionar tus claves con seguridad. Hay administradores de contraseñas de código abierto.

2 Comentarios