Por qué deberías falsificar tu IP

Por qué deberías falsificar tu IP

Javier Jiménez

Mantener la privacidad en la red es algo muy importante. Nuestros datos personales tienen un gran valor y son objetivo de los piratas informáticos en muchas ocasiones. Esto hace que debamos protegernos, utilizar programas de seguridad y, en definitiva, evitar riesgos que puedan comprometernos. Vamos a explicar en este artículo por qué puede ser interesante falsificar la dirección IP.

Razones para falsificar u ocultar la IP

Dentro de todas las opciones que tenemos para poder mejorar la privacidad y seguridad al utilizar dispositivos conectados a la red, una que podemos destacar es la de ocultar la dirección IP. Al falsificarla podemos evitar que nuestros datos puedan filtrarse y estén disponibles para que piratas informáticos puedan usarlo para lograr su objetivo.

Vamos a mostrar algunos motivos principales por los cuales puede ser interesante en un momento dado falsificar la IP. Ya hemos visto anteriormente cómo ocultar la IP. Existen métodos muy sencillos que pueden ayudarnos en nuestro día a día.

Navegar con mayor privacidad

Uno de los motivos principales es mejorar la privacidad al navegar por Internet. Simplemente con visitar una página web podemos mostrar nuestra IP, así como información de nuestro sistema. Esto además podría terminar en malas manos, ya que si navegamos por un sitio inseguro o que ha sido atacado podrían aprovecharse de la situación.

Por tanto, podemos falsificar la IP para mejorar nuestra privacidad en la red. Es algo que los usuarios valoran mucho y por suerte tenemos un amplio abanico de posibilidades para lograrlo en cualquier tipo de dispositivo que utilicemos.

Evitar restricciones geográficas

Otra cuestión muy importante es la de evitar restricciones geográficas. Pongamos que por ejemplo queremos entrar en un servicio online para ver una serie o película. Esa plataforma podría no estar disponible en nuestra ubicación, si por ejemplo estamos viajando al extranjero. La mejor forma de evitar esto es modificando la dirección IP.

También serviría para evitar la censura que pueda haber en determinados territorios del mundo. En ocasiones puede ser imposible acceder a ciertas redes sociales o aplicaciones de mensajería desde determinados países. Lo podemos evitar si falsificamos la IP.

Evitar ataques

Por supuesto también podemos evitar ataques cibernéticos. Si nuestra dirección IP queda expuesta en la red podría ser utilizada por los piratas informáticos para llevar a cabo múltiples ataques. Esto inevitablemente pondría en riesgo nuestra seguridad.

Evitar ataques en la red es muy importante y podemos hacer uso de múltiples herramientas. Una de las opciones que tenemos es la de ocultar la dirección IP. Para ello podemos hacer uso de servicios VPN o navegar mediante un proxy.

Buscar con privacidad en la red

Ocultar la ubicación física

A través de la dirección IP podrían obtener información muy variada. Uno de los datos sería averiguar cuál es nuestra ubicación física real. Al menos de manera aproximada podrían saber dónde nos encontramos exactamente, más allá de saber el país o región.

Por tanto, al ocultar la dirección IP también estaríamos protegiendo nuestra ubicación física. Es otra de la razones para falsificar la IP. Esto lo podemos lograr fácilmente a través de diferentes métodos, como hemos mencionado.

En definitiva, falsificar u ocultar la dirección IP puede ser interesante por muchas razones. Es importante siempre mantener la seguridad y privacidad cuando naveguemos por la red y para ello podemos usar diferentes programas y métodos.