La seguridad del e-mail no puede con las amenazas

La seguridad del e-mail no puede con las amenazas

Javier Jiménez

Todos sabemos de la importancia del correo electrónico en nuestro día a día. Es sin duda un medio de comunicación muy utilizado tanto por usuarios particulares como por empresas. Sin embargo también es una realidad que representa una de las amenazas más importantes si no tomamos precauciones. En este artículo nos hacemos eco de un informe que indica cómo la seguridad del e-mail no puede detectar gran parte de las amenazas que llegan a nuestra bandeja.

La seguridad del e-mail no detecta muchas amenazas

Como hemos mencionado, a través del correo electrónico nos pueden llegar muchas amenazas que pongan en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Hablamos de muchos tipos de malware que pueden afectar a nuestros dispositivos. También ataques Phishing, por ejemplo, que tienen como objetivo robar nuestras credenciales y contraseñas.

Es cierto que la seguridad de los proveedores de correo electrónico ha mejorado en los últimos años. Tienen una mayor capacidad para detectar posibles amenazas que lleguen a nuestra bandeja de entrada y poder eliminarlas. Sin embargo hay que tener en cuenta que muchas de esas amenazas nunca son detectadas.

Eso es lo que indica este informe del que nos hacemos eco. Ha sido desarrollado por la empresa de seguridad cibernética BitDam. Han mostrado que muchos proveedores populares de correo electrónico no detectan amenazas desconocidas y que pueden poner en riesgo la seguridad de los usuarios.

Concretamente aseguran que el 45% de las amenazas desconocidas pueden entrar en estos sistemas sin ser detectados. Informan que los proveedores pueden tardar días en reconocer amenazas nuevas y poder bloquearlas. Esto significa que si los piratas informáticos inician una campaña nueva que no es detectada, en cuestión de horas puede llegar a muchos usuarios.

Indican que de media suelen tardar entre 10 y 53 horas en incluir esas nuevas amenazas en su lista para poder detectarlas. Pero claro, en ocasiones esto puede alargarse mucho más y llegar a ser varios días.

Cómo evitar estos problemas de seguridad

Como hemos visto la propia seguridad de los proveedores en ocasiones no detecta este tipo de problemas. Esto significa que lo más importante va a ser el sentido común. Es vital que no cometamos errores que puedan poner en riesgo nuestra seguridad. Un ejemplo es a la hora de recibir ataques Phishing. Es necesario que no descarguemos archivos sospechosos o abramos links que nos lleguen por correo electrónico y que puedan ser una amenaza.

También es importante que tengamos actualizados los sistemas. En muchas ocasiones los piratas informáticos se aprovechan de posibles vulnerabilidades que hay presentes en los dispositivos de los usuarios. Es necesario por tanto que tengamos los últimos parches y actualizaciones que haya disponibles. De esta forma podremos corregir esos fallos de seguridad y no exponer nuestra información.

Por supuesto siempre debemos contar también con herramientas de seguridad más allá de la propia que pueda tener el correo electrónico. Así en caso de cometer algún error y descargar un archivo malicioso podrá proteger el sistema y evitar problemas.

Os dejamos una lista con algunos de los mejores proveedores de correo electrónico.