Si vas a subir archivos a la nube, deberías hacer esto por seguridad

Si vas a subir archivos a la nube, deberías hacer esto por seguridad

Sergio De Luz

Cuando subimos archivos a la nube, debemos tomar ciertas precauciones en cuanto a qué personas pueden acceder al contenido que hemos subido. En muchas ocasiones, es posible que una determinada carpeta o archivo tenga más permisos de los adecuados, por lo que es muy importante vigilar siempre los permisos para asegurarnos de que nadie excepto nosotros o las personas definidas tengamos acceso. Hoy os vamos a explicar qué medidas de seguridad puedes tomar al subir archivos a la nube.

Riesgos de subir archivos a la nube

Cuando subimos un archivo a la nube, debemos asegurarnos de que todas las comunicaciones se realizan vía HTTPS, con el objetivo de que todas las comunicaciones están cifradas y autenticadas, añadiendo una capa de seguridad para evitar que los ciberdelincuentes puedan capturar el archivo subido y leerlo. Cualquier servicio de almacenamiento en la nube, hoy en día dispone del protocolo HTTPS para dar a sus usuarios la seguridad y privacidad necesaria.

Chrome va a probar primero HTTPS

Otro aspecto muy importante que debemos valorar es cómo se almacenan nuestros archivos, porque debemos recordar que subir archivos a la nube, no deja de ser subir archivos al «ordenador» de un tercero, en este caso una empresa como puede ser Google, Dropbox o Microsoft. Es muy importante saber de qué forma se almacenan, si directamente como los hemos subido o ellos se encargan de cifrar en local todo el contenido. Generalmente todos los servicios de almacenamiento Cloud tienen cifrado de datos en destino, no obstante, mucho cuidado con subir contenido ilegal de fotos, archivos ejecutables con cracks de programas y otros archivos prohibidos, porque disponen de herramientas para detectarlo, borrarlo e incluso podrían llegar a bloquearte la cuenta de usuario para siempre.

Otro riesgo de subir archivos a la nube, es que podamos compartirlos de manera pública o con un enlace que se podría «adivinar». Con cada archivo que subimos, podemos crear un enlace que lleva a este archivo, aunque en principio es complicado que alguien acceda sin este enlace, ha habido casos en los que sí ha ocurrido como con Pastebin. Debemos tener mucho cuidado con lo que subimos a Internet, y los permisos para compartir dichos archivos y carpetas. Hay algunos servicios de almacenamiento como pCloud que permiten añadir una contraseña de acceso aún sabiendo el enlace del archivo en cuestión, esto añade una capa de seguridad adicional.

Evitar problemas Google Drive

Medidas para proteger tus archivos

Si quieres tener la máxima seguridad a la hora de subir tus archivos a la nube, nuestra recomendación es que realices las siguientes acciones:

  1. Cifrar en local todo el contenido que vayas a subir. Hay programas como VeraCrypt que nos permite crear contenedores cifrados con una contraseña, los cuales tienen una seguridad realmente buena. Una vez que hayamos metido todos los archivos y carpetas a este contenedor, podemos subir el contenedor a la nube para almacenarlo ahí. En caso de que alguien quiera acceder al contenido, tendrá que descargar el contenedor, usar Veracrypt para abrirlo y posteriormente poner la contraseña que nosotros hemos puesto previamente. Nadie sin la contraseña podrá acceder al contenido del contenedor cifrado.
  2. Vigilar los permisos de acceso en la nube. Es muy importante revisar qué permisos tenemos en un determinado archivo, para que nadie pueda acceder a ellos sin previamente autenticarse. Por ejemplo, en Google Drive podemos compartir los archivos y carpetas con cualquiera, tan solo tenemos que poner su dirección de correo electrónico. De hecho, también podríamos configurarlo para que cualquiera con el enlace, pueda acceder.
  3. Poner contraseña de acceso en la nube, si es que tenemos la opción. Como hemos explicado antes, si tu servicio en la nube permite poner una contraseña a los archivos y carpetas compartidos, tendrás una capa de seguridad adicional, porque sin esta contraseña nadie podrá acceder a los archivos compartidos.

Tal y como podéis ver, con estas tres sencillas recomendaciones vas a poder añadir seguridad y privacidad a los archivos que subas a la nube.

¡Sé el primero en comentar!