¿Si cambias de compañía tendrás mejor WiFi? No siempre, ten en cuenta esto

¿Si cambias de compañía tendrás mejor WiFi? No siempre, ten en cuenta esto

Javier Jiménez

Todos queremos contar con una buena conexión de Internet, tener buen Wi-Fi y poder navegar por la red sin cortes y con buena velocidad. Sin embargo esto no siempre es posible y uno de los cambios que nos planteamos es pasarnos a otra compañía de Internet. ¿Es buena idea? ¿Realmente vamos a tener mejor Wi-Fi si nos cambiamos de compañía? En este artículo vamos a explicar por qué hay que tomar esto con cautela y no siempre vamos a salir ganando.

Cambiar de compañía no significa tener mayor velocidad

Uno de los motivos para cambiar de compañía de Internet es cuando queremos una mejora en la conexión. A veces lo hacemos para intentar que el Wi-Fi vaya más rápido. Puede que tengas problemas para conectar algún dispositivo y pienses que si cambias de compañía vas a tener mejor conexión y podrás navegar más rápido, con menos cortes y tener mejor cobertura.

El problema es que en muchos casos, quizás la mayoría, esto no va a depender de la compañía que tengamos. Por ejemplo, puede que desde una habitación la velocidad de Internet sea muy lenta y tengas contratada fibra óptica de 300 Mbps. Tal vez pienses que contratar más velocidad con otra compañía, por ejemplo 600 Mbps o incluso 1 Gbps, va a hacer que la conexión vaya más rápida y tengas menos problemas desde esa habitación.

Pero claro, el problema puede ser que la cobertura que te llega es muy limitada. Tal vez estés lejos del router, haya interferencias en ese espacio o simplemente tengas una tarjeta de red inalámbrica muy limitada en ese ordenador. Por mucho que intentes cambiar a otra compañía, esos problemas muy probablemente van a continuar.

Sí puedes tener mayor velocidad si, por ejemplo, esa nueva compañía te da un router mejor, con mayor cobertura. Esto te permitirá conectarte desde otros dispositivos con más garantías, sin que tengas problemas de cortes o pérdida de velocidad.

Principal error intrusos en el Wi-Fi

Qué es lo más importante para tener buen Wi-Fi

Más allá de la compañía de Internet que contrates, hay factores que son clave para tener un buen Wi-Fi. Uno de ellos es ubicar correctamente el router. Es importante que esté en una zona desde la cual pueda repartir bien la señal. Intenta ponerlo en un lugar céntrico, alejado de otros aparatos que puedan interferir.

También es importante que los dispositivos que utilicemos para navegar estén en buen estado. Esto significa que tengan una buena tarjeta Wi-Fi, pero también que estén actualizados y no tengan ningún virus. Si algo va mal en ese aparato, eso puede afectar también a la conexión inalámbrica y tener problemas.

Pero un punto clave, independientemente de la compañía de telefonía que tengamos contratada, es poder apoyarnos en dispositivos que ayuden a mejorar la conexión. Por ejemplo puedes usar repetidores inalámbricos, sistemas Mesh o dispositivos PLC. Todos ellos ayudan a tener mejor cobertura en el Wi-Fi.

¡Sé el primero en comentar!