Estás usando mal tu repetidor Wi-Fi; así debes configurarlo

Estás usando mal tu repetidor Wi-Fi; así debes configurarlo

Sergio De Luz

Los repetidores son uno de los dispositivos más utilizados para ampliar la red inalámbrica del router, y también es una de las formas más baratas de hacerlo. Actualmente contamos con routers Mesh capaces de formar una completa red WiFi mallada y proporcionar la mejor experiencia de usuario, también podemos utilizar los dispositivos PLC powerline para llevar la señal a cualquier rincón de nuestro hogar a través de la red eléctrica, y recientemente ASUS ha lanzado un dispositivo capaz de llevar la conexión a Internet a través del cable coaxial de TV. Sin embargo, los repetidores es la opción favorita de los usuarios porque son los más fáciles de instalar y los más baratos. A continuación, os vamos a indicar los principales errores que cometes al instalar un repetidor WiFi, y cómo debes configurarlos adecuadamente.

Errores habituales al instalar un repetidor WiFi

Cuando instalamos un repetidor WiFi, solemos cometer algunos errores que harán que la señal inalámbrica no mejore en absoluto, sino que empeore. A continuación, os explicamos los principales errores que suelen cometer los usuarios:

  • Ubicación: la ubicación es lo más importante de un repetidor. Si lo colocamos demasiado cerca del router, la señal no llegará allí donde el router no llegaba antes, por lo que no solamente no estaremos mejorando nada, sino que empeoraremos la velocidad real por perder la mitad de ancho de banda después del repetidor, algo completamente normal en WiFi. Otro error es colocarlo demasiado lejos del router donde no tenemos buena señal, y esto es igual de malo porque el repetidor no podrá recibir la señal del router correctamente, y la velocidad que conseguiremos será demasiado baja.
  • Poner obstáculos entre el repetidor y el router: existen repetidores WiFi de pared que se colocan directamente en un enchufe, si este enchufe está detrás del sofá o de una puerta, no es recomendable ponerlo en estas ubicaciones porque la señal llegará peor que si tenemos visión directa, o al menos, con el menor número de obstáculos posible.

  • Comprar un repetidor con el mismo estándar que el router o superior: un fallo muy común es tener un router con Wi-Fi 6, y comprar un repetidor WiFi barato que tenga el estándar Wi-Fi 5. Todas las ventajas que nos proporciona el estándar Wi-Fi 6 se perderán, porque todos los clientes alejados del router se conectarán al repetidor y no al router con el nuevo estándar. Es muy recomendable que compres un repetidor con el mismo estándar y la misma clase que el router, o superior si fuera posible.
  • Comprar un repetidor con banda simple: los repetidores más baratos no suelen ser doble banda simultánea, es decir, usan solamente la banda de 2.4GHz. Debido al poco ancho de banda disponible en esta banda, a las interferencias WiFi con otras redes, y a todos los clientes inalámbricos conectados, aunque ampliemos la señal inalámbrica, la velocidad que tendremos será realmente baja.

Como podéis ver, estos 4 errores son los más habituales, a continuación, os vamos a decir unos consejos para mejorar la señal y velocidad con el amplificador.

Así debes configurar tu amplificador WiFi

Si ya has decidido comprar un amplificador WiFi para llevar la cobertura inalámbrica allí donde no llega el router, a continuación, os indicamos todo lo que debes hacer y configurar:

  • Ubicación: debes colocar el repetidor a medio camino entre el router y allí donde la señal no llegue. Es recomendable que no haya obstáculos, o al menos, que haya los menos posibles. Es muy importante que no lo pongas detrás de puertas ni de puertas con cristales, porque esto atenúa mucho la señal.
  • Comprar un modelo con Wi-Fi 6 doble banda: el estándar Wi-Fi 6 ha llegado para quedarse, hoy en día solo es recomendable comprar los amplificadores que tengan el último estándar inalámbrico y doble banda (tanto 2.4GHz como 5GHz).
  • Usar siempre la banda de 5GHz como enlace troncal: la comunicación entre el amplificador y el router se puede hacer por 2.4GHz y 5GHz, es recomendable usar esta última que nos proporcionará un mayor ancho de banda inalámbrico.

  • Deshabilitar el Smart Connect: algunos amplificadores nos permiten «unificar» la banda de 2.4GHz y 5GHz, es recomendable deshabilitar esta característica para que nosotros seamos los que podamos conectarnos a 2.4GHz o 5GHz dependiendo del nombre de red WiFi.
  • Poner el mismo SSID y clave que el router: si hacemos esto, podemos tener una especie de «roaming» y que no se nos quede conectado el dispositivo al movernos por casa. Algunos modelos tienen asistencia al roaming.

Gracias a estas 5 recomendaciones, vas a poder exprimir al máximo tu red inalámbrica y no tener problemas.

¡Sé el primero en comentar!