Cómo saber diferenciar los problemas en el navegador al navegar y cómo solucionarlos

Escrito por Javier Jiménez

Cuando navegamos por Internet es común encontrarnos con ciertos problemas. Mensajes que nos salta en el navegador al intentar acceder a una página, por ejemplo. Normalmente tiene un código de error que nos indica a qué se debe ese problema. No siempre es solucionable por nuestra parte, pero en este artículo vamos a explicar cómo identificarlos, cómo saber a qué se debe el problema y qué podemos hacer para intentar remediar los problemas en el navegador.

Reconocer problemas en el navegador y cómo solucionarlos

Como hemos mencionado, la mayoría de los problemas en el navegador llevan un código para identificarlos. Se trata de un código de estado HTTP. Lo normal es que ese número sea el 4XX o 5XX. Es decir, en los 400 y los 500. Por ejemplo el error 404, que es bastante común. Solo la primera cifra ya nos indica si se debe a un problema del servidor del sitio o nuestros, del cliente.

En el caso de que ese error empiece por 4 ya podemos saber que se trata de un fallo del cliente. Esto es bueno y malo a la vez. Es positivo porque podemos solucionarlo por nuestra parte, pero es malo porque precisamente es algún problema que tiene nuestra conexión o sistema.

Por su parte, aquellos errores que empiecen por 5 significa que son de parte del servidor. Es más complicado que por nuestra parte podamos hacer algo para solucionarlo.

Errores de la parte del cliente

El primer error es el 400. Esto ocurre cuando el servidor no entiende la solicitud que hacemos. No entiende qué es lo que buscamos. Por ejemplo puede ocurrir que queramos entrar en una URL que no existe.

Para intentar solucionarlo lo mejor es asegurarnos de que hemos introducido correctamente la dirección. A veces se trata simplemente de un pequeño fallo al escribir. También podemos limpiar nuestro caché de navegación y cookies, para evitar posibles problemas. Si no solucionamos el error, quizás también podamos realizar una búsqueda en Google y de esta manera tener la URL bien escrita, a la que solo tendremos que entrar.

Cómo solucionar problemas con el navegador

Otro error común es el 403. Viene seguido de la palabra en inglés Forbidden (prohibido). Esto ocurre cuando intentamos acceder a un sitio al que no tenemos permiso. Hay que mencionar que en este caso casi seguro que no podemos solucionarlo, ya que directamente no tenemos permisos para acceder.

Podemos comprobar permisos. Por ejemplo si hemos hecho login correctamente.

El tercer error común dentro de los 4xx, es el 404. Esto ocurre cuando el servidor no encuentra el recurso que estamos buscando. Esto suele ocurrir cuando una dirección no existe.

Nuevamente una posible solución sería buscar ese sitio en Google. También asegurarnos de que hemos escrito correctamente la dirección y no hay errores.

Errores por parte del servidor

El primer error por parte del servidor es el 500. Aparece cuando hay algún problema con el sitio web. No tiene nada que ver con nuestra conexión, equipo o software. No hay mucho que podamos hacer, pero en ocasiones este problema es pasajero. Esto significa que podemos probar a hacer F5 en unos segundos o esperar unos minutos para ver si ya podemos acceder.

El error 502 Bad Gateway significa que el servidor que estamos visitando ha intentado obtener información de otro servidor pero obtuvo una mala respuesta. Aunque el error 502 no está directamente relacionado con nuestro equipo, hay algunas cosas que podemos probar por nuestra parte. Podemos entrar en esta página para ver si está caído para todo el mundo ese servicio. También podemos limpiar el caché y las cookies y probar.

Por último, el error 503. Significa que el servicio no está disponible. Son varias las razones de que aparezca, pero suele ser porque el servidor está saturado. Lo normal es que no nos quede más remedio que probar más tarde.