Esto debes conocer antes de configurar una impresora en red

Cada vez tenemos tenemos más aparatos conectados a Internet. Anteriormente teníamos equipos que no se conectaban a la red de redes pero ahora sí lo hacen. Uno de ellos es la impresora, en la actualidad muchas de ellas, excepto las más básicas, nos van a permitir conectarlas a nuestro router por cable de red Ethernet o WiFi. Esto nos va a brindar un montón de nuevas posibilidades a la hora de tener que imprimir un documento. Ya no va a ser necesario que tengamos que utilizar un ordenador obligatoriamente para imprimir. A partir de ese momento podremos imprimir desde un teléfono inteligente, una tablet y más. En este artículo vamos a hablar de cosas que debes conocer antes de configurar una impresora en red.

Lo primero que vamos a hacer es mencionar una serie de factores que debes revisar en caso de que una impresora en red no funcione bien. Luego abordaremos los problemas de IP y de puertos, que son los que afectan a la configuración.

Si la impresora no funciona, revisa esto

En nuestros hogares cada vez es más frecuente tener una impresora en red ya sea WiFi o conectada por cable de red Ethernet. Este tipo de impresoras podemos decir que son más versátiles ya que no vamos a necesitar ningún ordenador que nos haga de intermediario para imprimir nuestros documentos.

Uno de los fallos más típicos que podemos tener son los relacionados con los problemas de conexión con el WiFi. En ese aspecto deberíamos tomarnos muestro tiempo y revisar las cosas con calma. Un lugar por donde podríamos empezar sería la colocación de la impresora, en ese aspecto, si la tenemos colocada lejos del router puede que sea la distancia el problema y se produzcan cortes aleatorios. La solución pasa porque la tengamos colocada en un lugar libre de obstáculos donde pueda recibir bien la señal WiFi. Además, si es necesario tenemos que pensar en añadir un repetidor wifi u otro equipamiento de red análogo para que le pueda llegar bien la señal.

En cambio, si tenemos conectada la impresora por cable de red tenemos que comprobar que está en buen estado. Por otra parte, si disponemos de otro cable de red con el que probar sería bueno hacer la prueba.

Otra cosa que debemos tener en cuenta cuando trabajamos por WiFi es la compatibilidad del cifrado del router con el de nuestra impresora. Por ejemplo, si nuestro router está trabajando con el cifrado WPA3 y nuestra impresora sólo es compatible con una versión anterior como WPA2-PSK, no va a conectar y no van a poder trabajar juntos. Como se puede observar, si no tenemos a punto y bien configurados todos los elementos que permiten la comunicación dentro de nuestra LAN, no vamos a poder utilizar una impresora en red.

Cosas a tener en cuenta en la configuración

También hay que señalar que podemos tener problemas con el software. Lo primero que tenemos que hacer cuando adquirimos una impresora en red es instalar los controladores o drivers a ese ordenador para que podamos usarla. También, si después de un tiempo nos da problemas lo que tenemos que hacer es actualizar ese controlador. A veces con las actualizaciones de Windows van produciendo una serie de cambios que requieren un driver nuevo. Por eso, si hace bastante tiempo que no actualizas el controlador sería una buena idea pasar por la página web del fabricante de la impresora. Por otra parte, también sería buena idea si no imprime comprobar si tenemos esa impresora como predeterminada en nuestro equipo Windows.

Para que funcione bien una impresora en red necesita una IP privada. Si, por ejemplo, tuviésemos dos iguales dentro de nuestra misma red local, habría un conflicto de IP y entonces no funcionaría ninguno de esos dos dispositivos correctamente. En ese aspecto sería muy interesante conocer la IP de tu impresora conectada por Wifi o cable.

En otras ocasiones puede que tengamos como culpable al puerto WSD. Estos utilizan el protocolo WSD que está diseñado para el control automático, el descubrimiento y la configuración de una impresora en red. En la realidad su gestión no es tan buena como, por ejemplo, el TCP. Por eso en algunas ocasiones si se tienen problemas puede ser una buena solución cambiar al protocolo TCP. Por último, si tenéis problemas de este tipo, aquí puede revisar qué puertos abrir en tu impresora.

1 Comentario