¿Quieres instalar un firmware no oficial en tu router? Mira esto antes

Los routers se componen de un hardware que está compuesto por una CPU, RAM, puertos Ethernet y conectividad Wi-Fi que determinarán su rendimiento. Para que funcionen bien van a requerir de un sistema operativo al que comúnmente le llamamos firmware. Dependiendo de la combinación de ambos van a hacer que nuestro router en un determinado momento esté obsoleto o no. La fecha del firmware y las especificaciones nos van a dejar claro si todavía tenemos un router acorde a lo que necesitamos. El firmware que solemos utilizar generalmente es el que nos proporciona el fabricante, pero también hay otras alternativas con más funcionalidades, actualizaciones continuas y posibilidades de instalar software adicional. En este artículo vamos a ver las ventajas e inconvenientes de los firmwares no oficiales en los routers.

Los firmwares no oficiales y las actualizaciones

Un firmware no oficial de un router podríamos definirlo como aquel que no es proporcionado por el propio fabricante. En este caso podemos decir que se han desarrollado por terceros y se podrán parecer más o menos al firmware original. Actualmente podemos decir que conviven varios grandes firmwares no oficiales:

  1. DD-WRT.
  2. OpenWRT.
  3. ASUSWRT-Merlin.
  4. Tomato (en diferentes versiones).

Por ejemplo, algunos modelos de marcas de routers como NETGEAR, ASUS, TP-Link o D-Link, son compatibles con firmwares no oficiales. Gracias a ellos en muchas ocasiones se pueden obtener una cantidad de opciones de configuración avanzadas que frecuentemente no están en el oficial.

Uno de los que podemos instalar es ASUSWRT-Merlin que es un es un firmware alternativo de terceros exclusivo para routers ASUS. En este firmware se pone un énfasis especial en ajustes y las correcciones, en lugar de realizar cambios radicales o añadir muchas funciones.

Si conocéis el interfaz de los routers ASUS veréis cómo la respeta y no se aprecian cambios significativos. Además, también se puede observar que no todos los modelos de ASUS van a estar disponibles, sólo van a estar reservados a unos cuantos, generalmente los routers neutros y de gama media-alta. Por otra parte, como en los firmwares oficiales, llega un momento como se puede observar en la lista que les dejan de dar soporte porque ya han pasado muchos años y la plataforma de desarrollo no está actualizada.

En cuanto a la actualización, generalmente no supone ningún problema ya que si flasheamos uno que le corresponde al router se actualizará correctamente, de lo contrario podríamos dejar el router inservible. Además, en el hipotético caso de que lo hiciera, algunos fabricantes como ASUS o D-Link tienen un sistema de recovery para solucionarlo. Uno de los mejores firmwares no oficiales que podemos instalar es DD-WRT.

Ventajas e inconvenientes de estos firmwares

Si piensas instalar un firmware de terceros, debemos tener en cuenta tanto sus ventajas y puntos fuertes, como también sus inconvenientes y puntos débiles.

Las ventajas que nos pueden aportar los firmwares no oficiales son:

  • Acceso a nuevas opciones de configuración avanzadas que no estaban presentes en el firmware original. Algunos ejemplos típicos son añadir alguna función nueva para que pueda trabajar como servidor VPN o Samba, QoS para priorizar el tráfico, añadir un bloqueador de publicidad o establecer opciones de configuración avanzadas en las redes Wi-Fi.
  • Optimización del rendimiento del router ya que los firmwares de terceros suelen ser muy ligeros, consumen pocos recursos, y por eso pueden tener más opciones.
  • Actualizaciones periódicas, en el caso de tener un router obsoleto al que el fabricante hace tiempo que no proporciona soporte, hará que mejore su seguridad.

No obstante, no todo van a ser ventajas, también los firmwares no oficiales tienen sus inconvenientes:

  • El primero es que están en manos de desarrolladores ajenos al fabricante, por lo que debes confiar en su buena voluntad. Generalmente esto no suele un problema y tenemos bastantes firmwares de terceros de confianza.
  • También hay que tener en cuenta que, a la hora de instalarlo, se encuentran disponibles en diferentes fases. En ese aspecto no conviene instalar versiones alpha porque podría tener más fallos. Mejor mínimo una versión beta y a ser posible mejor una final, aunque es posible que las versiones finales tarden muchos meses en llegar, y es mejor ir instalando las versiones beta a medida que vayan saliendo.
  • Aunque existen muy pocos riesgos de dañar el router, los hay, pero en muchos casos podrían recuperarse ya que los routers más avanzados disponen de un sistema de recuperación.
  • El cambio de firmware puede afectar a la garantía de tu router, aunque legalmente no debería ser así, es posible que la tienda te ponga problemas para tramitarla.

Por último, aquí tenéis los mejores firmwares de terceros que podéis poner a vuestro router.

¡Sé el primero en comentar!