¿Por qué me va más lento Internet si me conecto a la VPN?

Los usuarios de Internet cada vez están más preocupados por preservar su seguridad y anonimato en la red. En la actualidad se tiende a crear perfiles basados en nuestro historial de navegación, cookies y más. Luego se utilizan para mandarnos publicidad orientada de los productos que hemos visto, y en ocasiones esa información se vende a terceros. Gran parte de esos datos los obtienen de nuestra IP pública y de las cookies de nuestro navegador. En este aspecto, para proteger nuestra conexión a Internet y con el fin de ganar en privacidad cada vez se utilizan más las VPN. En este artículo vamos a determinar las causas de por qué me va lento Internet si me conecto a la VPN.

Por qué va más lento Internet si uso VPN

Una VPN es una tecnología de red de ordenadores que nos permite una extensión segura de la red de área local sobre una red pública o no controlada como Internet. Esto lo vamos a hacer estableciendo una conexión virtual punto a punto mediante el uso de conexiones dedicadas y cifradas, y es que vamos a disponer de confidencialidad, autenticidad de las conexiones e integridad de datos.

​Cuando nos conectamos a la VPN podríamos decir que se basa en dar un pequeño «rodeo». Enviamos nuestro tráfico a un servidor intermedio que será quien oculte nuestra IP pública y se encargue de enviarnos los datos. No obstante, eso tiene consecuencias porque perdemos algo de velocidad y también aumenta un poco la latencia de la conexión. También en alguna ocasión puede que nos interese exportar o importar una conexión VPN.

El problema viene cuando por algún motivo perdemos mucha velocidad. Esto trae como consecuencia que hasta navegar por Internet puede que sea una tarea frustrante. Entonces también pierde otras virtudes importantes como son la visualización de contenidos multimedia y las descargas. Lo siguiente que vamos a hacer es abordar los motivos por los que esto sucede. Generalmente pueden ser por culpa del servidor o nuestra.

Causas relacionadas con el servidor VPN

Una de las razones por las que la conexión VPN es lenta puede ser porque estamos conectados a un servidor que está demasiado lejos. En el momento que nos conectamos a la VPN si no elegimos el propio país donde estemos ubicados o uno que esté cerca, nuestra conexión puede ir lenta. Ya sea porque nos conectemos manualmente o automáticamente, el problema puede estar en que no elegimos uno cercano.

Aunque ese servidor se encuentre en mi propio país, puede que ese servidor VPN esté saturado. Esto se produce cuando muchas personas se conectan a un mismo servidor y el ancho de banda se reparte entre todos ellos. En el caso de que nos sucediese eso, lo mejor sería cambiar de servidor a uno lo más cercano posible. Otra cuestión es el cifrado que hace que los paquetes que enviamos y recibimos ocupen más. En ese aspecto, cuanto mayor sea el cifrado, mayor será el ancho de banda que ocuparemos. Eso no quiere decir que deshabilitemos el cifrado de la VPN porque no nos va a aportar demasiadas mejoras pero sí perderemos en seguridad frente a los ciberdelincuentes.

Problemas que influyen en la VPN

Si no me conecto a la VPN puede que el problema esté en nosotros. Uno de los fallos más comunes es que algún tipo de software esté interfiriendo en la conexión. Los programas que más pueden influir negativamente pueden ser una mala configuración de un firewall o de un antivirus, ya que estos últimos, por ejemplo, analizan individualmente cada paquete que entra y sale del equipo.

También otro aspecto muy determinante es nuestra velocidad de conexión. Si tenemos una conexión de 100 Mbps no podemos esperar conseguir velocidades de 300 Mbps. En el mejor de los casos perderemos una velocidad de entre un 10 y un 15% respecto de la velocidad contratada, aunque normalmente es algo más. También una cosa curiosa es que hay VPN para jugar por Internet. En cuanto a la manera de comprobar nuestra VPN, podemos hacerlo observando su velocidad con un test de velocidad y podremos saber fácilmente si cumple con nuestras expectativas. También para mejorar podríamos cambiar el tipo y el protocolo de cifrado de los datos o el servidor al que nos conectamos.

Si me conecto a la VPN y veo que sigue siendo demasiado lenta para mis necesidades, será tiempo de ir pensando en cambiar de proveedor de VPN porque no nos está dando un buen resultado.

¡Sé el primero en comentar!