Consejos para usar la nube de Drive con seguridad y que no hackeen

Consejos para usar la nube de Drive con seguridad y que no hackeen

Javier Jiménez

Utilizar la nube es algo que está muy extendido y plataformas como Google Drive son muy populares. Pero eso también tiene sus riesgos y en este artículo vamos a hablarte de qué debes tener en cuenta para mantener la seguridad y no comprometer nunca tus datos. Vamos a darte algunos consejos que puedes poner en práctica en tu día a día y proteger tu equipo, así como evitar que roben tus documentos.

Qué hacer para usar Google Drive con seguridad

Si cometes errores a la hora de usar plataformas como Google Drive, tus datos personales y los archivos que almacenas podrían verse comprometidos. Tomar ciertas precauciones puede librarte de muchos problemas y evitar así que entre malware o haya intrusos en tu cuenta y accedan a todo lo que tienes.

Proteger bien tu cuenta

Lo primero es proteger muy bien tu cuenta. La principal barrera de seguridad es tener una contraseña adecuada. Aquí no puedes fallar, ya que tener una clave débil podría permitir que entren intrusos y poner en peligro todos los archivos que tienes almacenados en la nube de Google Drive.

Pero más allá de la contraseña, también puedes habilitar la autenticación en dos pasos. Eso creará una barrera extra de seguridad. Podrás evitar que alguien entre incluso si supiera tu contraseña, ya que necesitaría un segundo paso que suele ser recibir un código que recibes por SMS o correo electrónico.

Utiliza solo la aplicación oficial

También es importante que utilices únicamente la aplicación oficial de Google Drive. Aunque en ocasiones puedas encontrarte con la opción de usar programas de terceros con ciertas funciones añadidas, lo mejor es que no te la juegues y uses solo software que sea legítimo, que puedas descargar desde sitios seguros.

Eso es lo que va a garantizarte mayor seguridad y evitar problemas. Vas a poder subir archivos de manera segura, estable, sin que tu información pueda terminar en manos de intrusos o piratas informáticos que hayan creado una aplicación falsa para estafar.

Cuidado con los permisos que concedes

A la hora de subir y compartir archivos por Google Drive, vas a ver la opción de dar permisos. Debes tener cuidado con qué permisos concedes, ya que no es lo mismo que alguien pueda descargar un archivo, pueda editarlo o incluso eliminarlo. Todo eso lo vas a poder controlar para evitar problemas.

Lo ideal es que solo compartas los archivos con personas determinadas. Es decir, no permitas que un archivo que has subido esté disponible para cualquiera, sino solamente para quienes tú selecciones.

Riesgos al usar Drive

No descargues cualquier archivo

En este caso se trata de evitar la entrada de malware. A veces nos llegan enlaces al correo electrónico, redes sociales o incluso por WhatsApp. Esos links, supuestamente de Google Drive, pueden redirigir a páginas maliciosas, creadas solo para robar contraseñas o meter virus en el móvil u ordenador.

Aquí entra en juego el sentido común. No cometer errores va a ser fundamental para no tener problemas. Vigila siempre cualquier enlace que te envíen y no hagas clic si no sabes quién puede estar detrás de ese link.

Añade cifrado a los archivos

¿Quieres protección extra al usar Google Drive? Más allá de subir los archivos directamente a la plataforma y que sea ésta la que mantenga seguros esos documentos, tú también puedes añadir un cifrado extra. Puedes cifrar archivos antes de subirlos a Drive. De esta forma agregarás una protección aún mayor y evitarás problemas.

Si por algún motivo esos archivos se filtran y terminan en algún lugar de forma pública, no podrían verlos al estar cifrados. Necesitarían la clave de descifrado, por lo que hace que sea mucho más difícil de acceder a la información.

En definitiva, estos consejos son útiles para utilizar con seguridad Google Drive. El objetivo es evitar que se filtren archivos y mantener siempre protegida la cuenta. Es una plataforma muy usada y eso hace que los ciberdelincuentes puedan utilizar diferentes técnicas de ataque.

¡Sé el primero en comentar!