Qué es el spam y cuáles son las diferencias con el Spambot

Vivimos en un mundo cada vez más digital donde Internet cada vez tiene más importancia. En ese aspecto el correo electrónico se ha vuelto una herramienta imprescindible para nosotros. La utilizamos tanto en la vida profesional como personal. La inmediatez que nos ofrece ha hecho que el correo tradicional por papel se haya reducido considerablemente. Uno de sus enemigos más importantes es el Spam que inunda nuestra bandeja de entrada del correo con mensajes no solicitados. No obstante, también han aparecido términos nuevos relacionados con el Spam. En este artículo vamos a hablar sobre qué es el Spam y en qué se diferencia del Spambot.

La lucha contra el Spam y el Spambot es una cosa que debemos tomarnos en serio. La razón es que nos va a generar pérdida de tiempo, tanto para nosotros como para la empresa en la que estamos trabajando. También hay que tomárselo en serio porque en ocasiones produce problemas psicológicos como el estrés.

Qué es el Spam y estrategias para evitarlo

El Spam podemos definirlo como ese correo no solicitado, correo basura o correo no deseado que recibimos en nuestra bandeja de entrada. Se tratan de unos e-mail generalmente de tipo publicitario enviados de forma masiva y cuyo remitente no conocemos. Este término se popularizó, gracias a un sketch de 1970 del grupo de comediantes británicos Monty Python en su serie de televisión Monty Python’s Flying Circus. Luego más tarde el concepto se empezó a aplicar al correo basura en los años 90. Como ya hemos comentado antes puede ser un problema grave que hay que tratar de minimizar.

También hay que añadir que puede llegar a ser un problema relacionado con la seguridad. En ocasiones no siempre son meros anuncios publicitarios. Por ejemplo, a veces en el Spam vienen camuflados ataques de Phishing. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado con las URL y los archivos adjuntos que contienen este tipo de mensajes.

Por otra parte, debemos adoptar una serie de estrategias para protegernos del Spam. Una de ellas puede ser crearnos una dirección de correo alternativa para pedir información sobre determinados productos o cuestiones sobre las que tengamos dudas. Otra opción que podemos utilizar también y que no requiere registro son los correos temporales. Lo único que hay que estar atentos porque tienen una caducidad determinada. Ahora vamos con el otro protagonista, el Spambot.

Qué es el Spambot y diferencias con el Spam

El Spambot es un programa informático diseñado para ayudar en el envío de spam. Su forma de trabajar es que gracias a estos bots o robots de Spam son capaces de crear cuentas y mandar mensajes de Spam con ellos. Estos programas pueden rellenar formularios automáticamente y se intentan hacer pasar por seres humanos para difundir sus mensajes en el mayor número posible de sitios.

También hay otro tipo de Spambot de correo electrónico que recopila direcciones de e-mail del material que hay publicado en Internet. Luego se crean listas de correo para enviar correos de Spam. Este tipo de bots son rastreadores web que pueden recolectar direcciones de e-mail de páginas web, grupos de noticias, conversaciones en salas de chat y más.

La diferencia entre Spam y Spambot, es que el primero requiere de la acción humana mientras en el segundo el que realiza las acciones es un programa informático. En ese aspecto para protegerse de los robots de Spam, los informáticos inventaron el CAPTCHA. Esto último podríamos decir que es una especie de prueba diseñada para evitar que los robots publiquen sus mensajes. No obstante, aunque no es perfecto, pueden ayudar a eliminar gran cantidad del Spam.

También otra práctica que sufren los usuarios de teléfonos móviles es una gran cantidad de llamadas automáticas debido al spam telefónico automatizado. Afortunadamente, existen algunas apps que antes de descolgar te avisan si es Spam. Por último, como habréis podido observar, tanto Spam como Spambot están íntimamente relacionados con el envío de correos basura.

¡Sé el primero en comentar!