Por qué la transferencia de archivos a mi NAS va lento

Nuestros hogares han cambiado mucho en los últimos años en cuanto al equipamiento de red. Al principio sólo conectábamos ordenadores portátiles o de sobremesa. Luego vinieron los smartphones y tabletas que utilizamos tanto para ver contenido multimedia, comunicarnos o ver páginas webs. A continuación, vinieron las Smart TV y recientemente se han empezado a añadir dispositivos de domótica y de IoT. También en algunas ocasiones ya nos encontramos con servidores NAS, para almacenar los archivos de nuestros recuerdos, los multimedia o los del trabajo, y también para montar nuestra propia nube privada en casa. El problema es que a veces nos encontramos que al enviar datos va lento. En este artículo vamos a explicar por qué mi NAS va lento al pasar archivos y algunas posibles soluciones.

Cómo funciona un servidor NAS

Un servidor NAS viene de las siglas en inglés Network Attached Storage. En este caso nos encontramos con un ordenador que actúa como un servidor que, mediante una tecnología de almacenamiento, se dedica a compartir la capacidad de almacenamiento con ordenadores personales o clientes, generalmente a través de una red TCP/IP y haciendo uso de diferentes protocolos como Samba, FTP, FTPES e incluso con SFTP para tener la seguridad del SSH a la hora de transferir archivos en red local y a través de Internet.

Hoy en día tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de servidores NAS de diferentes fabricantes. No obstante, también podemos montarnos nuestro propio servidor utilizando sistemas operativos destinados a tal fin.

Los sistemas operativos para servidores NAS están basados en Linux o FreeBSD principalmente. Sus principales características son que disponen de forma predeterminada de una gran cantidad de software para actuar como servidor y también de una interfaz gráfica de usuario vía web muy intuitiva. Esto hace que normalmente su configuración no sea demasiada complicada. También puede ocurrir que a veces tu servidor NAS funcione muy lento, esto significa que la transferencia de archivos no funciona todo lo rápido que se espera. Vamos a ver primero quienes originan las causas y después veremos algunas posibles soluciones.

Elementos por los que el NAS va lento al pasar archivos

Cuando un NAS va lento al transferir archivos el origen del problema puede estar en varios sitios. Lo normal es que esté en uno de estos elementos:

  • El propio servidor NAS.
  • En el PC cliente u otro dispositivo que estemos usando.
  • En el router o switch.
  • El cableado de red Ethernet.

Por otra parte, aquí tienes todas las especificaciones que debería tener si estuvieras interesado en comprar un NAS para casa. Si no se elige uno con estas características, pronto veremos que se queda corto o que no cumple con nuestras expectativas desde el principio. Entonces no sería de extrañar que nos encontrásemos con que el NAS va lento porque no hemos elegido el adecuado.

Qué revisar si el NAS va lento

En el apartado anterior comentamos los elementos que pueden provocar que el NAS vaya lento. En este caso vamos a empezar por un PC cliente conectado por cable de red. Lo primero que tendríamos que comprobar sería la velocidad a la que está conectado nuestro adaptador de red Ethernet. En Windows 10 sería en Menú de inicio, Configuración, Redes e Internet, Ethernet y pulsamos en el botón Propiedades. Entonces veríamos una pantalla como esta:

Actualmente la mayoría del equipamiento de red es Gigabit Ethernet por lo que si no pone una velocidad de 1000 Mbps o superior ya hemos encontrado el problema por el que el NAS va lento. Entonces el problema podría estar en el cable de red o en que el adaptador Ethernet no tenga puesto el controlador adecuado o se haya averiado.

En el caso de un portátil Wi-Fi, la cosa sería muy parecida, pero en lugar de al apartado Ethernet iríamos al del Wi-Fi. Allí miraremos la velocidad y veremos si cumple las expectativas. Por otra parte, ya sea un PC o un portátil, también convendría mirar en el administrador de tareas que ese ordenador no esté al límite de su rendimiento. También deberíamos revisar el router, puede que porque haya mucha gente conectada en ese momento o se esté usando de manera intensiva y esté saturado. En ese aspecto es más probable que falle por Wi-Fi porque siempre se aprovecha menos ancho de banda.

Otra cosa que también debes revisar cuando el NAS va lento es comprobar su estado, si el uso del volumen es superior al 90% hay que intentar reducirlo. Por ejemplo, si se ha reparado o cambiado el tipo de RAID, esperar hasta que finalice la operación y comprobar si el problema se ha resuelto. Además, otro factor a tener en cuenta es que un NAS está diseñado para trabajar con un número determinado de clientes simultáneamente, si le pides más se puede quedar corto.

No nos debemos olvidar tampoco de revisar el cableado Ethernet y comprobar que se encuentra en buen estado. Por último, otra opción que tendríamos cuando un NAS va lento sería conectar directamente por cable de red con el cliente, usando mínimo un cable de categoría 5e ó 6, para descartar problemas de la red local.

¡Sé el primero en comentar!