RetroPie: Convierte tu Raspberry Pi en una retro-consola

RetroPie: Convierte tu Raspberry Pi en una retro-consola

Rubén Velasco

El Raspberry Pi es un mini-ordenador de tan sólo 35 dólares que nos permite programar prácticamente cualquier cosa que imaginemos sin necesidad de una gran inversión. Tras haber visto en ocasiones anteriores cómo configurar completos servidores con este mini-PC en este artículo vamos a dotar a nuestro Raspberry Pi de una nueva funcionalidad: retro-consola.

Existen varios sistemas desarrollados especialmente para emular consolas antiguas, por ejemplo RetroPie, Lakka o PiMame. Estos dos últimos son muy ligeros y su arranque tan sólo tarda 20 segundos, sin embargo nosotros hemos preferido utilizar el primero para este artículo.

¿Por qué hemos elegido RetroPie?

La principal razón de haber elegido este sistema es porque es la suite de emuladores más completa y con mejor soporte. Además este sistema está basado en una versión completa de Rapsbian por debajo del emulador que nos permite utilizar nuestra retro-consola para muchas más cosas, por ejemplo, como cliente de descargas o servidor multimedia en red.

RetroPie, un Raspbian con los emuladores necesarios

RetroPie es un sistema operativo para Raspberry Pi basado en Raspbian que incluye por defecto una capa de personalización con una interfaz desde donde ejecutar los diferentes emuladores para poder volver a jugar a juegos retro. Toda la interfaz de RetroPie así como los emuladores son de código abierto por lo que cualquier usuario puede colaborar en el desarrollo y reportar posibles errores detectados durante la instalación o el juego.

Las consolas que nos permite emular RetroPie son:

  • Amiga
  • Apple II
  • Atari 800 – Atari 2600 – Atari ST/STE/TT/Falcon
  • Apple Macintosh
  • C64
  • Amstrad CPC
  • Final Burn Alpha
  • Game Boy – Game Boy Color – Game Boy Advance
  • Sega Game Gear
  • Intellivision
  • MAME
  • MSX
  • PC x86
  • NeoGeo
  • Nintendo Entertainment System – Super Nintendo Entertainment System
  • Nintendo 64
  • TurboGrafx 16 – PC Engine
  • Juegos portados: CaveStory, Doom, Duke Nukem 3D.
  • ScummVM
  • Sega Master System – Sega Mega Drive / Genesis – Sega Mega-CD – Sega 32X
  • Playstation 1
  • Sinclair ZX Spectrum

También debemos indicar que este sistema es compatible con un gran número de mandos, entre ellos, el mando de PS3 y el de Xbox360 sin necesidad de instalar software adicional.

A parte de los emuladores anteriores y la compatibilidad con los mandos es posible controlar RetroPie como si fuese una versión completa de Raspbian e instalar todos los paquetes que queramos, por ejemplo, un OpenVPN, Transmission, etc.

Debemos recordar que por temas de potencia algunas consolas (PS1, N64, etc) sólo funcionarían correctamente en Raspberry Pi 2, sin embargo, las más antiguas sí que se ejecutan perfectamente en RPI1.

Cómo instalar RetroPie en el Raspberry Pi

Lo único que necesitamos para instalar este sistema operativo es una tarjeta SD (Micro-SD en los modelos más nuevos de Raspberry Pi) y descargar el sistema desde la página web principal del proyecto RetroPie.

Una vez que hemos descargado la imagen del sistema operativo debemos copiarla a la tarjeta de memoria igual que si se tratara de otro sistema operativo, es decir, en el caso de Windows utilizaremos la herramienta Win32 Disk Imager para pasar todo el contenido del archivo img original a la tarjeta de memoria y hacer que esta sea arrancable.

Para ello conectaremos la tarjeta SD al ordenador y ejecutaremos el programa.

Raspberry Pi RetroPie emuladores foto 1Simplemente elegiremos la ruta a la imagen del sistema operativo y la unidad de la SD (con cuidado de no equivocarnos de unidad). Finalmente pulsamos sobre «Write» y comenzará la copia.

Raspberry Pi RetroPie emuladores foto 2Una vez finalice el proceso simplemente debemos introducir la tarjeta a nuestro Raspberry Pi y conectarlo a la corriente para que empiece a funcionar.

Configuración inicial de RetroPie

Automáticamente carga la suite RetroPie con todos los emuladores. Antes de esto podremos ver una pantalla donde nos identificará el dispositivo de entrada (mando, teclado, etc) que utilizamos y nos permitirá su configuración básica.

Una vez configurado ya podremos ver la lista de emuladores. Lo único que nos queda por hacer es seleccionar el que queremos, elegir el juego y empezar a jugar.

retropie_raspberry pi foto

Como hemos dicho este sistema es Raspbian con la capa de personalización por encima de manera que podemos ejecutar el script raspi-config para configurar el sistema operativo, por ejemplo, expandiendo la partición para ocupar el 100% de la tarjeta, hacer overclock, configurar la red, el teclado y controlar los credenciales de acceso, por ejemplo, de cara al SSH.

nintendo world cup retro-consola

Cómo copiar los juegos al Raspberry Pi para cargarlos en RetroPie

Junto a la suite de emuladores durante el arranque se habilitan otra serie de servicios como Samba, FTP y SSH. Si tenemos nuestra retro-consola conectada a nuestra red local desde el ordenador veremos cómo nos aparece como una unidad de red.

Raspberry Pi RetroPie emuladores foto 3

Simplemente accediendo a ella podemos ver la raíz con todos los emuladores. Simplemente debemos copiar cada juego a la carpeta correspondiente para que automáticamente se indexen los datos y podamos ejecutar nuestro juego preferido en nuestra nueva consola.

Raspberry Pi RetroPie emuladores foto 4Esto es todo lo necesario para montar una retro-consola con nuestro Raspberry Pi. Como podemos ver la variedad de emuladores y posibilidades que nos ofrece este sistema operativo son inmensas y poder configurar este mini-ordenador como consola de emuladores va a permitir a los más mayores recordar viejos tiempos y a los más jóvenes hacerse una idea de lo que eran los videojuegos antes del 3D donde no se juzgaba a un buen juego por sus gráficos y el online.